El coste para el inquilino incluye los honorarios para el API, la fianza, la mudanza, las posibles reformas y principalmente el depósito ante el propietario o una entidad financiera y sus comisiones recurrentes.

Todo ahorro es bienvenido.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mediante la publicación de mi comentario confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad