La Real Academia y Wikipedia definen a la prenda o pignoración como una cosa mueble que se sujeta a la seguridad o cumplimiento de una obligación.

En el caso de AvalVida, el contrato de prenda o pignoración consiste en que el inquilino entrega el importe del aval de alquiler acordado sobre su seguro o plan de ahorro o jubilación o renta individual en su aseguradora al propietario del inmueble, para garantizar sus obligaciones del contrato de alquiler.  El importe pignorado del seguro o plan o renta pasa a ser propiedad del propietario.

En caso de incumplimiento de las obligaciones del contrato de alquiler por parte del inquilino, el propietario puede realizar y pagarse con el producto de la realización del importe pignorado parcial o totalmente.

La Ley de Contrato de Seguro actual prevé la pignoración de una póliza de seguro.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mediante la publicación de mi comentario confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad