Los principales instrumentos para garantizar las obligaciones de un contrato de arrendamiento son el aval bancario, el depósito ante propietario, el seguro de alquiler y últimamente AvalVida. A continuación se explican las formas de cobro por parte del propietario en caso de impago de alquileres según el instrumento.
En el aval bancario a primer requerimiento la entidad financiera que ha emitido el aval está obligado a pagar bastando con que así lo solicite el propietario, sin que éste tenga que acreditar ningún incumplimiento. El propietario cobra inmediatamente.
El cobro del depósito ante propietario es inmediato, porque éste dispone del dinero.
En el seguro de alquiler la aseguradora abonará al propietario el importe total de las rentas vencidas e impagadas, una vez deducido el tiempo de la franquicia a su cargo, en el momento en que recaiga sentencia firme o cualquier otra resolución judicial definitiva en el juicio de desahucio instado contra el inquilino moroso. El propietario no cobra inmediatamente porque la sentencia firme o resolución judicial puede tardar varios meses.
En AvalVida el propietario cobra en 10 días de la aseguradora con sólo presentar un requerimiento no atendido por el inquilino. El propietario notificará fehacientemente a la aseguradora el rescate del importe adeudado acompañando la copia de la prenda y el requerimiento de pago al inquilino. Luego la aseguradora le abonará el respectivo importe.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mediante la publicación de mi comentario confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad