La reforma fiscal ya se encuentra en el parlamento.  Cuáles son las principales consecuencias para el alquiler?

Los inquilinos contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales podrán deducirse el 10,05 por ciento de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual. La base máxima de esta deducción será de:

a) cuando la base imponible sea igual o inferior a 17.707,20 euros anuales: 9.040 euros anuales,

b) cuando la base imponible esté comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros anuales: 9.040 euros menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20 euros anuales.

Los propietarios tendrán derecho a una reducción del 60% sobre los rendimientos de capital inmobiliario derivados del alquiler de una vivienda.

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mediante la publicación de mi comentario confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad