Papernest_Imagen_11092018

Durante una mudanza hay que tener en mente muchos factores como el embalaje de las pertenencias, la preparación de la nueva vivienda o el papeleo administrativo. Éste último suele ser un factor clave durante el proceso pero también del que más se olvida la gente de hacer. Mudarse ya es una tarea estresante y complicada en sí, y más aún tratar con las diferentes administraciones públicas y empresas para modificar todo todos tus contratos, documentos oficiales y suscripciones tras el cambio de domicilio. Por ello, te vamos a dar unos consejos para que no te pierdas entre tanto trámite burocrático.

  1. Certificado de empadronamiento

Lo primero que tienes que hacer antes de nada si te mudas de ciudad, es solicitar el cambio de residencia en el ayuntamiento de tu nueva localidad. Esta solicitud no será necesaria si la mudanza se produce dentro del mismo municipio y además, necesitas solicitar la baja en tu ciudad anterior ya que tras la nueva alta se tramitará la baja automáticamente.

El empadronamiento está regulado por la Disposición 3109 del Boletín Oficial del Estado que puedes consultar en cualquier momento si tienes dudas sobre el procedimiento a seguir.

  1. Documento Nacional de Identidad

Al cambiar de domicilio, es recomendable renovar el DNI ya que facilitará el resto de gestiones que tengas que realizar con otras administraciones. Es un trámite totalmente gratuito y rápido si solicitas una cita previa por Internet. Para cambiar la dirección que aparece en tu documento de identidad, deberás llevar una fotocopia de tu nuevo Certificado de Empadronamiento.

  1. Otros documentos importantes

Además de los dos anteriores mencionados, también deberás de cambiar el domicilio de los siguientes documentos:

  • Carnet de conducir: tendrás que avisar a la DGT de tu cambio de residencia para que en caso de que tengan que enviarte alguna notificación, te la envíen a tu nuevo domicilio.
  • Seguridad Social: los datos de la seguridad social pueden modificarse por Internet o en cualquier oficina física. Es importante cambiar la residencia de la SS para así poder ser asignado a un nuevo centro de salud.
  • Hacienda: en el caso de Hacienda, deberás darte de baja en tu anterior localidad y de alta en la nueva. Esto sobretodo interesa a los trabajadores autónomos.
  • Suscripciones y bancos: no te olvides de modificar los datos en tu banco y en las suscripciones que recibas por correo.
  1. Proveedores de servicios

Al mudarse a una nueva vivienda deberás gestionar todos tus contratos de electricidad, agua, gas natural e Internet, entre otros. Si quieres evitar problemas, lo más recomendable es asegurarse antes de mudarse al piso de que los suministros estén en buen estado. Puedes encontrarte ante dos situaciones: que estén dados de alta o que estén dados de baja.

  • Si los suministros están dados de baja, deberás solicitar y pagar el importe por el alta a la distribuidora asignada en tu zona. Para saber el procedimiento a seguir así como el precio y los documentos que debes aportar, consulta el siguiente enlace.
  • En caso de que los suministros estén dados de alta, únicamente deberás solicitar un cambio de titularidad para así traspasar la responsabilidad de los contratos hacia ti. La solicitud puede realizarse mediante una llamada telefónica a la comercializadora aunque algunas como Iberdrola también lo tramitan por correo electrónico. Si quieres saber cómo solicitar el cambio de titularidad con Iberdrola, puedes informarte haciendo clic aquí.
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mediante la publicación de mi comentario confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad